viernes, 25 de marzo de 2016

Cómo aclarar las zonas oscuras de la piel utilizando aceite de oliva



Las manchas oscuras están consideradas como uno de los problemas estéticos más comunes entre las personas siendo el resultado de una higiene inadecuada, la frecuente exposición al sol y otros factores que afectan de forma directa a calidad de la piel.

Entre todas las alternativas nos encontramos con un sencillo y económico tratamiento elaborado con agua oxigenada y aceite de oliva, cuyas propiedades eliminan las células muertas de la piel y reduce en poco tiempo las manchas de áreas como los codos, manos, axilas, brazos, entrepierna y rodillas. ¡No dejes de probarlo!

Agua oxigenada y aceite de oliva para aclarar la piel

El agua oxigenada es un producto muy popular en casi todos los hogares del mundo, utilizado con frecuencia por su acción antiséptica que puede desinfectar las heridas.

Cómo aclarar las zonas oscuras de la piel utilizando agua oxigenada y aceite de oliva

Una de las propiedades poco conocidas de este ingrediente es su capacidad para reducir las manchas en la piel y en la ropa, siendo de hecho mejor que los productos químicos que venden elaborados en el mercado.

Combinado con un poco de aceite de oliva puede hacer un increíble tratamiento para aclarar la piel y deshacerse de las manchas causadas por el sol, por la suciedad o por un producto agresivo aplicado en la piel.

No obstante, antes de aplicarla es muy importante hacer una pequeña prueba en alguna de las áreas de la piel para verificar si se produce algún tipo de reacción alérgica.

El agua a utilizar debe ser a 20 volúmenes, ya que la de menor cantidad no cuenta con suficiente peróxido de hidrogeno y la superior puede causar efectos negativos al ser aplicadas sobre la piel.

Por su parte, el aceite de oliva debe ser extra virgen, ya que los de baja calidad no ofrecen las bondades que se desean.

Ingredientes

2 cucharadas de agua oxigenada.
1 cucharada de aceite de oliva.
1 trozo de algodón.

¿Qué debes hacer?

En primer lugar tendrás que limpiar muy bien la zona manchada que deseas tratar, o bien, hacer este tratamiento después de la ducha.

Empapa un trozo de algodón con agua oxigenada 20% y aplícalos sobre las rodillas, codos, axilas y todas las áreas manchadas.

Deja secar el producto y luego, extiende en todas las zonas un poco de aceite de oliva extra virgen hasta que la piel lo absorba bien.
Repite el tratamiento todos los días hasta obtener buenos resultados.

¡Recuerda!

Si al aplicarte este tratamiento notas algún enrojecimiento, picazón o quemadura en la piel, enjuaga de inmediato y suspende su uso.