martes, 11 de agosto de 2015

Cómo quitar las espinillas con alcohol y bicarbonato de sodio


Los  puntos negros son pequeñas bolitas amarillentas o negruzcas incrustadas en los poros. Los puntos negros se desarrollan cuando la piel produce demasiado aceite y empeora con la limpieza inadecuada, la acumulación de piel muerta, el maquillaje o el uso de los aceites tópicos. Cuando la bacteria invade los poros, los puntos negros se convierten en granos. Aplicar alcohol desinfecta y seca el exceso de aceite en la zona afectada por las espinillas. 


El bicarbonato de sodio limpia y exfolia cualquier acumulación de piel muerta.


 Instrucciones:


Lávese la cara o la zona afectada por los puntos negros con un limpiador facial suave sin aceite. 


Seque suavemente la cara con una toalla limpia.


Ponga un poco de alcohol en una bola de algodón. Aplique suavemente el alcohol con la bola de algodón para desinfectar y secar la zona afectada por las espinillas. Evite la aplicación de alcohol en las zonas que están secas, con descamación o inflamación.


Hierva media taza de agua para deshacerse de las impurezas. Añada media taza de bicarbonato de sodio para hacer una pasta. Si usted tiene afectada un área grande, recuerde que la pasta debe ser siempre una mezcla de 1 a 1. Deje enfriar la mezcla antes de aplicarla a la piel.


Aplique la pasta sobre la piel con los dedos. Evite las áreas secas o inflamadas y llagas abiertas, para evitar la irritación. Deje que la pasta seque en una máscara de consistencia dura en la piel.


Remueva la mezcla para exfoliar la piel y dejarla suave. Enjuague la cara con agua tibia.


Ponga agua fría en su cara para cerrar los poros y reducir el enrojecimiento.