sábado, 7 de marzo de 2015

8 consejos para amanecer más flaca sin esfuerzo


Evita las cenas altas en sodio
la manera más rápida de amanecer sin barriguita es diciéndole adiós a las comidas saladas. ¡Vigila las etiquetas! A veces lo ligero es más procesado que los alimentos “full plomo”.

Haz ejercicio
Antes de que pegues el grito en el cielo, déjame explicarte. Hacer ejercicios ligeros antes de dormir (bailar, yoga, trotar o limpiar la casa) te hará drenar las energías restantes, haciéndote dormir más profundamente.

Prepara tu almuerzo
En las mañanas cuando tienes prisa, no te da el chance para pensar en alimentos saludables. Por eso al preparar tu almuerzo en la noche, puedes elegir más inteligentemente sin comprometer tu figura.

Toma mucha agua
No lo tengo que repetir. Tomar de dos a tres litros de agua al día desechará las toxinas y promoverá la perdida de grasa en tu cuerpo. Eso sí, córtalo un par de horas antes de dormir para evitar los constantes viajes al baño en la madrugada.

Mantén el cuarto fresco
Aunque afuera esté nevando y quieras subir la calefacción en tu casa, ¡evita la tentación! Un cuarto fresco, con temperaturas entre 66° y 68ºF, te ayudará a quemar más calorías. ¡Pregúntales a los científicos!

Apaga la luz
Tu cuerpo produce una hormona llamada melatonina cuando estás en completa oscuridad. La melatonina quema la grasa en tu cuerpo y acelera el metabolismo. ¿Qué mejor razón para apagar la luz mientras duermes? Mientras más oscuro esté tu cuarto, ¡más cerca estarás del cuerpo que buscas!

¡Sexo!
Tener sexo antes de dormir no solo te relaja, también estimula las hormonas de pérdida de peso y quema el doble de calorías. Como si necesitaras una excusa, ¿cierto?

Medita
Sea cual sea tu religión, unos minutos de meditación puede ayudarte a bajar los niveles de estrés que, ultimadamente, te llevan a comer de más al día siguiente.