viernes, 18 de julio de 2014

LOS 10 HÁBITOS DE LAS PAREJAS FELICES



1. Irse a la cama al mismo tiempo: al comienzo de la relación, la pareja no puede esperar el momento de irse juntos a la cama. Pues resistirse a cambiar los horarios a medida que pasa el tiempo, es uno de esos secretos.  El diálogo y el roce de la piel mientras están cerca en la cama, contribuye a estimular la comunicación y el deseo sexual.

2. Cultivar los intereses comunes: pasar el tiempo juntos y soñar en común es fundamental. Porque la pasión de los primeros momentos desciende, pero disfrutar el tiempo en compañís contribuye a romper la rutina. Es importante también cultivar gustos individuales para no verse y ser dependientes.

3.  Caminar de la mano: ir juntos, paralelos cuando vayan por la calle. No uno detrás del otro.

4. Principio de buena fe: confianza y perdón son ingredientes fundamentales en las parejas.  Cuando haya un desacuerdo, estos son los sentimientos que deben primar antes que desconfiar. Como dice la ley: “Todos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario”.

5. Concentrarse en las cualidades de la pareja: y no anteponer sus defectos. Aunque todos tenemos cualidades y fallas, las parejas felices se enfocan en los aspectos positivos.

6. Abrazarse: la piel tiene memoria y recordará el contacto tosco, como el amoroso. Por eso, un buen abrazo al comienzo o al final del día es estimulante.

7. Decir ‘te amo’ y ‘ten un lindo día’ todas las mañanas: estas frases son un aliciente para empezar días en los que nos enfrentamos a atascos de tráfico y en general, a los altibajos de la cotidianidad.

8. Decir buenas noches siempre: sin importar cómo se sientan, si están molestos o no de tan buen ánimo. Lo que tienes con tu pareja es más importante que cualquier pequeño incidente.

9. Llamar durante el día: escuchar a la persona amada siempre va a ser una motivación para continuar el día. Estar pendiente de sus actividades y comprender las emociones que cada uno vive en su trabajo es parte de la rutina de una pareja feliz. 

10. Sentirse orgulloso de ser vistos en pareja: es una manera de decir que se pertenecen entre sí, cuando hay una visibilidad pública de los dos y hay un contacto como los besos, los abrazos o las caricias.