miércoles, 16 de julio de 2014

La Dieta del Semáforo



Dieta del Semáforo 

La Dieta del Semáforo se llama así porque los alimentos se dividen en 3 grupos y se relacionan según los colores: Verde, Naranja y Rojo, al igual que los colores de un semáforo y que se pueden considerar los colores de la salud. A cada alimento se le asocia un color. Los hay que se pueden tomar de forma libre (Color Verde), los que deben controlarse la cantidad que ingerimos (Naranja) y los que no se deben ingerir o sólo de forma excepcional.

Uno de los beneficios de esta dieta es que no prohíbe grupos de alimentos completos, como por ejemplo; hidratos de carbono (pastas, arroz), sino que invita a comerlos con moderación, además es una dieta muy fácil de seguir y de recordar ya que sólo hace falta tener un poco de memoria para asociar ciertos alimentos con los colores.

Es una dieta que además de ayudar a adelgazar y perder peso, nos ayudará a comer de forma sana, y a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc…


Para tratar el sobrepeso no se debe tomar ningún alimento rojo, tomar los alimentos naranja con moderación y vía libre a los alimentos verdes.
 - Se aconseja realizar 5 comidas diarias teniendo en cuenta los grupos de alimentos y los colores.


Todas las verduras y hortalizas: Acelgas, Espinacas, Brócoli, Coliflor, Judías verdes, Berenjena, Calabaza, Calabacín, Alcachofa, Tomate, Pepino, Pimiento, Remolacha, Esparrágos, Soja, Zanahoría, Nabo, Puerro, Guisantes, Habas, Apio, Cardo, Endivia, Rábano, Lombarda, Yuca, Escarola.
Frutas: Piña, Fresa, Frambuesa, Arándanos, Grosella, Mora, Manzana, Pera, Melocotón, Cereza, Pomelo, Mandarina, Naranja, Melón, Sandía, Nectarina, Granada, Uvas, Albaricoque, Ciruela, Kiwi, Nectarina.
- Agua natural e infusiones no azucaradas.
- Especias aromáticas, vinagreta, pimienta.
- Pescado blanco.
- Carne de pollo o pavo sin piel.
- Leche y yogur desnatados.
Frutas: Plátano, Aguacate.
Cereales: Pan, Pasta, Arroz, Harinas.
Frutos secos: Nueces, Almendras, Castañas, Avellanas, Dátiles, Aceitunas.
Legumbres: Alubias, Garbanzos, Lentejas, Judiones.
Lácteos: Leche y yogur semidesnatados, Queso fresco.
Pescado Azul.
Aceite Vegetal (oliva, girasol, maíz)
Huevos: 2 -3 veces por semana, preferentemente en tortilla o pasados por agua.
Carnes: Jamón serrano, Jamón york, Ternera, Conejo, Vaca, Cordero, Caza.
Patatas: Cocidas o Asadas.
Todos los Fritos.
Cereales azucarados para el desayuno.
Lácteos: Leche o yogur enteros, Quesos, Nata.
Carnes: Cerdo, Manteca de cerdo, Tocino, Cordero, Pato, Ganso, Hamburguesa.
Embutidos.
Repostería, dulces, bollería, chocolates.
Bebidas alcohólicas, Refrescos azucarados.
Salazones y ahumados.
Salsas: Mayonesa, Bechamel, Alioli.


Como todas las dietas requieren un poco de tiempo y constancia, ya que no existen las dietas milagro, pero es muy fácil de seguir, inténtalo y lo conseguirás y recuerda la siguiente regla: