jueves, 1 de mayo de 2014

Remedios naturales para la caspa


A veces, cuando menos lo esperamos, nos miramos en el espejo y notamos caspa en nuestro cabello, o peor aún, alguien nos indica que la tenemos al ver evidencia de este problema tan común en nuestros hombros o vestuario. La industria de los champús y acondicionadores ha lanzado campañas para vender sus productos enfocados en acabar con esta problemática, pero aquí también te queremos contar de remedios naturales para la caspa, muy efectivos.

La caspa consiste en grupos de células muertas que se desprenden del cuero cabelludo y que generalmente se hacen evidentes en tu cabello o en la ropa. Como sabemos, la piel tiende a reponerse normalmente, pero la caspa es un desprendimiento anormal de las células muertas de la piel, las cuales caen en hojuelas o bloques.

Algunas veces se puede tratar de problemas más serios como psoriasis o seborrea, en cuyo caso es recomendable consultar con un dermatólogo. Otras veces, la caspa se debe al estrés, alergias u hongos, específicamente el hongo llamado malassezia, que habita la piel de los humanos de manera natural, pero que a veces puede salirse de control y causar problemas.

Limón
El limón, debido a sus propiedades de acidez, puede ayudar a controlar la acción del hongo en el cuero cabelludo y hacer desaparecer la caspa. Además, sabemos que el limón tiene propiedades antibacterianas, y las bacterias también pueden ser la causa de la caspa. Simplemente utiliza el jugo de un limón y restriégalo en tu cuero cabelludo, haciendo un masaje. Después lava tu cabello para retirar el jugo.


Vinagre blanco
El vinagre blanco se ha utilizado ampliamente para combatir la caspa, ya que por sus propiedades es bueno para actuar en contra de la reproducción de hongos y bacterias. Mezcla una parte de vinagre blanco con tres partes de agua y utiliza esta mezcla para lavar tu cabello, enjuagando después con agua regular.

Aceite de oliva
Es sabido que el aceite de oliva tiene propiedades humectantes, lo cual puede combatir la caspa si el motivo es una simple resequedad de la piel. En este caso, aplica aceite de oliva directamente en tu cuero cabelludo, masajeando cuidadosamente, envuelve tu cabeza en una toalla y espera por cerca de 30 minutos. Posteriormente, enjuaga tu cabello con abundante agua.

Lavado regular del cabello
Aunque parezca sentido común, es recomendable lavarse el cabello todos los días para retirar las hojuelas muertas de piel que generan la caspa. Algunas personas piensan que es mejor evitar lavarse el cabello con regularidad cuando se tiene caspa, pero en realidad el lavado limpia el cuero cabelludo —lo que puede prevenir que prosperen hongos y bacterias—, y además remueve los residuos de piel muerta, para que no se hagan evidentes.

Al utilizar estos remedios, recuerda evitar el contacto con los ojos, así como lo haces con el champú regular, y no dudes en acudir a un especialista si consideras que tu problema de caspa es en realidad un padecimiento más serio.